¿Por qué se nos privó tanto tiempo del fútbol femenil?

Por : Alejandro Vásquez

Twitter : @janfrovh 

Esa es la principal pregunta que me surge como aficionado luego de poder observar los dos primeros torneos de liga femenil profesional en México y que me han llevado a asistir al Estadio Nou Camp a un par de partidos. ¿Por qué no se les había brindado esta oportunidad a las mujeres de nuestro país?, ¿acaso se desestimaba su talento?, ¿de cuántas generaciones de mujeres futbolistas se nos privó disfrutar?, o será que, ¿cómo sociedad y afición aún no estábamos preparados para ver a una mujer futbolista profesional?

Como aficionado lo encuentro novedoso, desde que fue anunciada en diciembre de 2016 me generó muchas expectativas sobre lo atractivo que resultaría en cuanto al desempeño de las jugadoras (vaya sorpresas que nos han dado). La puesta en marcha el torneo de copa en mayo del 2017 sirvió como plataforma para presentar a los equipos; ver al Club Pachuca llevarse ese torneo con buen juego de conjunto y dirigidas por Eva Espejo, quien fue reconocida como la mejor entrenadora del 2017 en la CONCACAF, así como la cantidad de goles que lograban conseguir hacia parecer que no tenían rival y que estaban por encima de los demás equipos.

Teniendo como referencia ese torneo de copa, lo siguiente para los clubes en la liga, sería la necesidad de contar con “jugadoras emblema” que sean referentes de sus respectivos equipos con base en su desempeño dentro de la cancha y con las que, el aficionado, se sentirá identificado. Cualquier aficionado al futbol sabe de la importancia de estas figuras en los clubes y que forman parte de la relación amorosa entre club y afición. Así es como surgieron estas figuras durante la fase final Apertura 2017, y el Club Guadalajara fue el primero en gozar de estos emblemas pues se recordarán las increíbles atajadas de Blanca Félix en el majestuoso Estadio Azteca y el primer gol olímpico en la historia de esta liga femenil realizado por Tania Morales en el Estadio Akron. No obstante, tampoco se debe descartar el atractivo mediático de Norma Palafox basado en su característica forma de celebrar sus anotaciones y quien tuvo la dicha de marcar en su primera final para así ayudar a su equipo en la consecución del campeonato. Imposible olvidar la garra que tanto gusta observar al aficionado en los jugadores y que Arlett Tovar demostró al marcar en dos ocasiones durante la final contra el Club Pachuca y fue la artífice de la voltereta que llevaría a Chivas al campeonato. Mención honorífica a la sublime anotación de Mónica Ocampo en la final de ida en un cobro de tiro libre y que se coló al ángulo de la portería resguardada por Blanca Félix. Tampoco se debe olvidar a la dupla goleadora de ese torneo en las personas de Lucero Cuevas y Dayana Cazares del Club América quienes entre sí sumaron 25 anotaciones, unas auténticas máquinas de hacer goles. El derroche de talento en esta primera liga nos dejó, a lo que considero, la primera generación de jugadoras emblemáticas. Espero que sirvan de vínculo entre afición y club para que, como aficionados, nos podamos identificar con otro club, créanme, es posible. También, que funjan como referentes para las siguientes generaciones de niñas que deseen jugar al futbol.

Jornada tras jornada comienzan a surgir jugadoras como Deneva Cagigas, Ricla Rajunov y Lucía Rodríguez en Pumas quienes con su trabajo han posicionado al club UNAM como la mejor defensiva en lo que va del Clausura 2018 con apenas cuatro goles recibidos. Mónica Monsiváis, Noralí Armenta y Diana Evangelista han conformado un tridente ofensivo en Monterrey que asegura goles en cada partido. No descarto que este torneo nos traiga más jugadoras emblema.

Como aficionados sabemos que mirar los partidos de nuestros equipos por televisión es religión y algo casi imperdonable de perderse durante los fines de semana. El papel de las televisoras es importante para el mantenimiento de nuestro amor a este deporte y, en el caso de la liga femenil, lo es aún más. ¿Quién se hubiera imaginado hace cinco años que un partido de futbol femenil en México sería transmitido? Hubiese juzgado loco a quien me lo dijera.

La cobertura total de esta liga, a través de las televisoras, debe ser una prioridad para mejorar su calidad desde lo deportivo hasta lo laboral. Reconoceré el esfuerzo de las mismas por ofrecernos cada vez más partidos televisados y que, seguramente, motivará el aumento de la asistencia a los estadios. También reconozco a las directivas por permitirles jugar en sus estadios, sin duda se lo han ganado.

Aún hay mucho más por hacer en favor de esta liga, nuestra liga. Los invito a que se den la oportunidad de disfrutar de un partido femenil, que asistan a los estadios, es un ambiente libre de los vicios que se presentan en la liga varonil. Sin duda el futbol femenil en México ha sido una excelente propuesta por parte de los directivos, ¿por qué se nos privó tanto tiempo del futbol femenil?