Río 2016: Primer jornada de futbol femenino

Rio 2016 nos trajo futbol femenino de alto nivel este miércoles, en la primer jornada de la fase de grupos de los Juegos Olímpicos. Todo transcurrió dentro de lo presupuestado, con las favoritas imponiéndose y sumando puntos vitales.

Suecia y Sudáfrica inauguraron la jornada. Pudimos ver a un cuadro africano ordenado, que ante la incapacidad de ser más explosivas que las suecas, cerraron muy bien los espacios y robaban fácilmente el balón, provocando que al cuadro europeo le costara crear jugadas. Las laterales escandinavas sufrieron todo el partido, con los rápidos despliegues de las Banyana Banyana, que si bien no significaron nada al frente, ponían a sudar a la zaga sueca.

Nadie pesaba al frente, así que Pia Sundhage tuvo que hacer modificaciones a su parado, pues debía conseguir tres puntos ante el cuadro menos complicado de su grupo. Finalmente, el gol solo pudo caer tras una serie de errores en el área sudafricana, tras un corner muy cerrado que se volvió un infierno para las defensoras. Tras rebotes, Nilla Fischer, que en el área es como un tiburón listo para atacar, solo tuvo que empujar el balón, tras las desatenciones de sus rivales. Con ese gol lleno de fortuna, Suecia sumó sus primeras 3 unidades, pero sin mostrar aún el poderío que les conocemos.

Canadá y Australia nos regalaron uno de los mejores partidos del día. Apenas a los 19 segundos, las Matildas fallaron en la salida, situación que aprovechó Christine Sinclair, que se enfiló al arco y cedió para que Beckie solo rematara a placer, con el arco abierto. Las australianas tenían un panorama adverso desde el primer minuto y tenían que sufrir para igualar el encuentro. Con la obligación de reponerse, intentaron y minimizaron por mucho tiempo a las canadienses, pero el gol no llegaba. Shelina Zadorsky se fue expulsada en un duelo uno a uno y todos creíamos que la balanza se emparejaba, pero no fue así. Canadá hizo lo que tenía que hacer, no desesperarse y aprovechar las oportunidades de gol que tuvieran. Beckie se dio el lujo de fallar una pena máxima, pero la eterna capitana Sinclair, en un rápido despliegue, aprovechó otro error de las Matildas para sentenciar el 2-0 final.

Brasil y China fue el duelo más esperado, pues la anfitriona hacía su debut ante su público, en el Estadio Joao Havelange. Mónica fue la encargada de abrir el marcador, con un cabezazo lanzado tras una serie de errores de las defensoras chinas, que fueron incapaces de alejar el balón de su área. La verdeamarela consiguió su segundo tanto tras un pase largo que Marta bajó elegantemente y que se encargó de poner en el corazón del área, para que Andressa Alves incrustara sin problemas en las redes de las rosas de acero. Para culminar el partido, Cristiane se anticipó al salto de la arquera y con un colocado testarazo, puso la tercer diana para las suyas y así golear 3- 0 a China.

ALEMANIA 6-1 ZIMBABUE

 Buen debut tuvo Alemania en los Juegos Olímpicos de Río. Tras haberse perdido la anterior competencia, regresa este año con la determinación para buscar algo más que el bronce y lo demuestra en el campo de juego. Silvia Neid no quiso sorpresas y mandó a varios de sus mejores elementos al campo, quienes se plantaron con seguridad enfrentando a un equipo que optó por lo físico para frenarlas a toda costa. No tardó su agresivo juego en cobrar una víctima y Simone Laudher tuvo que salir de cambio, con lesión de tobillo a causa de una fuerte falta.

Su lugar fue ocupado por Melanie Leupolz, quien demuestra que pegada a la banda se desempeña mejor, con buen desenvolvimiento y soltura para desbordar y buscar generar peligro. No se permitió el cuadro teutón la desconcentración a pesar de que el rival seguía metiendo el cuerpo indiscriminadamente. Poco a poco pudo dominarlo por completo controlando el esférico y abriéndose  espacios. El primer gol llegó por medio de una jugada de táctica fija tan bien estudiada por las alemanas; al minuto 22, Dzsenifer Marozsán cobró un tiro libre que llegó al corazón del área donde Sara Däbritz lo cabeceó con precisión. Alexandra Popp le dio la ventaja al 36 con su clásico cabezazo tras un centro cruzado de Leupolz. La ventaja pudo ser mayor, pero Melanie Behringer remató dos potentes tiros desviados y con el 2-0 se iban al descanso.

No quiso Neid sorpresas y en el segundo tiempo el equipo se plantó con más seguridad y fuerza para dejar más que sentenciado el duelo ante el equipo debutante del torneo. Pero antes fue sorprendido por un gol en contra, al minuto 50, luego de un error en la atajada de Almuth Shult al soltar el esférico, Parry Kudakwashe Basopo lo remató en corto. Respondió rápido Alemania; al minuto 53, la veterana capitana del Bayern Munich, Melanie Behringer remató con potencia

un tiro libre. Por lo menos un par de intentos más se perdieron antes de que cayera el cuarto; luego de una falta en el área sobre Melanie Leupolz, se marcó el respectivo penal que cobró Behringer, la arquera africana Magwede había atajado, pero dejó el balón suelto y Behringer lo remató finalmente. Alemania siguió manteniéndose ordenado y tranquilo tocando el esférico con pases cortos; Neid, no realizó más que un par de cambios más: Anja Mittag por Lena Goessling, y Tabea Kemme por Isabel Kerschowski. Leupolz coronó una de sus mejores actuaciones con selección nacional anotando el quinto gol, al minuto 83, luego de un trazo largo de Marozsán que peinó Popp y terminó por rematar la también mediocampista del Bayern Munich.

El marcador cerró en seis tantos cuando la defensa africana Eunice Chibanda quiso despejar el balón de cabeza y lo encajó en propia puerta. Cabe destacar que aunque la defensa no fue muy demandada, es importante corregir a las centrales y es necesario que Neid acepte que Krahn ha cumplido ya su ciclo y que se puede recurrir a la experiencia y determinación de Babett Peter para quedar como titular indiscutible y así acompañar mejor a Saskia Bartusiak. Como laterales no cabe duda que Leonie Maier es su mejor carta por la izquierda, mientras que por derecha una incansable Tabea Kemme debe estar siempre presente. Esperemos la estratega no subestime a sus siguientes rivales Canadá y Australia, (a quién enfrentará el sábado 16:00 hrs tiempo de México), y refuerce bien su línea defensiva.

ESTADOS UNIDOS 2-0 NUEVA ZELANDA

Desde hace tiempo que no vemos a un Estados Unidos jugar con más inteligencia. Cierto, ya muchas cosas han cambiado; principalmente porque el equipo está dividido y eso se nota en la cancha, pero al menos no defrauda y cumple con victorias, pero éstas están prácticamente cantadas. Pocas oportunidades creadas, optando más por jugadas a los costados. Su más destacada jugadora en ese sentido está siendo Tobin Heath, quien debe siempre jugar por sector izquierdo dada su lateralidad.

Ellis no se complicó demasiado, era un partido sumamente fácil con un rival que pudo dominarse rápidamente. Al minuto 9 cayó el primer gol, la defensa Becky Sauerbrunn tocó para Heath quien desbordó por la banda hasta el área y mandó un pase cruzado a Lloyd que de cabeza lo remató en medio de dos defensas. Pero conforme pasaba el tiempo, el campeón olímpico bajó el ritmo, tal vez para dosificarse, pero haciendo un partido pesado, que no parecía llegar a nada; como si no se encontrasen ideas para dejarse sentenciado desde la primera mitad. Pudieron las Kiwis mover un poco a Hope Solo, que fue más victima de los abucheos y burlas de los asistentes al estadio que de los tiros a puerta de las rivales. Al término de la primera parte la ventaja era mínima.

El segundo tiempo, el equipo de las barras concretó el segundo tanto que llegó a los pocos segundos de reanudarse el duelo, Morgan Brian mandó un pase filtrado a una Alex Morgan completamente desmarcada que sin problemas remató de pierna zurda a primer poste venciendo a la arquera Erin Nayler. Y luego otra vez un poco más de nada. La joven promesa del equipo Mallory Pugh tuvo que abandonar la cancha al minuto 50 aquejada por una lesión sufrida en la primera parte; Crystal Dunn entró en su lugar, pero seguía Estados Unidos paseando el esférico por el terreno de juego sin generar real peligro. Christen Press vio acción en los últimos diez minutos entrando por Alex Morgan y al menos realizó una jugada que a poco estuvo de convertirse en el tercer tanto al llegar a línea de fondo por sector derecho mandando un pase cruzado hasta Heath que no alcanzó a llegar al remate.

 Colombia y Francia serán los próximos rivales a superar. El equipo francés, al que enfrentará el sábado (15:00 hrs tiempo de México), será el más complicado y deberá jugarle de una forma completamente distinta a lo que se está acostumbrando ya.

Francesas y colombianas cerraron la jornada inaugural y también nos regalaron un gol tempranero, que para mala fortuna de las cafeteras, se trató de un autogol. Las galas pasearon el balón a placer durante casi todo el partido, sin prestárselo a las sudamericanas. Eugenie Le Sommer aprovechó un rebote del travesaño para que el marcador se fuera al 2-0 y Francia siguiera dominando, pero sin perder la calma. Camille Abily nos regaló otro de sus exquisitos tiros libres, que se quedó fuera del alcance de Sandra Sepúlveda y sentenció a Colombia a irse al descanso con un de tres goles.

Colombia quería reflejar su trabajo en el tablero, pero no lograron inquietar a Sarah Bouhaddi. Amel Majri, lateral de educada pierna izquierda, de tiro libre, no se quiso quedar atrás y le otorgó a la tribuna el deleite de ver otro disparo de lujo directo al ángulo ,quizás un poco con colaboración de Sepúlveda. Así, Les Bleus superó su primer prueba olímpica.

Foto| FIFA