Leonardo Cuéllar deja la dirección técnica de la selección mexicana femenil

En conferencia de prensa, hoy al medio día, fue anunciada la salida de Leonardo Cuéllar del programa de selección femenil mexicana. Guillermo Cantú, Secretario General de la FMF, fue quien, junto al propio Cuéllar, anunció la salida de quien fuera técnico del “Tri Femenil” por 18 años, en conferencia de prensa, realizada en el CAR.

Tras mencionar que la ausencia de resultados es la causa de su remoción, adelantó no tener nombres de quien ocupe su lugar. Hay que recordar que la selección femenina mayor no tiene competencias a corto plazo, por lo que se tomarán el tiempo necesario para elegir a quien lleve las riendas del combinado nacional. En medios de comunicación y redes sociales se especula con la llegada de Iris Mora, Andrea Rodebaugh y un sinfín de personajes más. En estos momentos, soltar nombres de ex seleccionadas será lo más común, sin que tengan necesariamente experiencia como DT.

Me encantaría que fuera una mujer quien ocupe la silla, pero de igual modo, si llega un varón con experiencia en futbol femenino, una metodología adecuada, disposición para reestructurar al programa y descubrir y explotar al talento mexicano, creo que deberíamos de apoyar la designación y no hacerlo una pelea o asunto de género. El propio Cuéllar, en sus palabras de despedida, manifiesta su deseo porque, a corto plazo, haya una mujer, no sólo como entrenadora, sino también ocupando cargos directivos en FMF.

En su oportunidad, agradeció la oportunidad de haber sido parte del programa por más de una década, además de recordar y agradecer a todas y cada una de las jugadoras que tuvo a su cargo a lo largo de los años. Además, mencionó que durante su etapa, se le dio visibilidad al futbol femenino y surgieron nuevos talentos que hoy forman parte de las fuerzas básicas. Por su parte, Cantú dijo se trabajará para armar una estructura deportiva femenil.

Es cierto que su salida ya se tornaba inminente y que los resultados son mínimos, sin embargo, sería muy hipócrita no agradecer el trabajo que realizó desde cero con nada, cuando muchos, seguramente, no hubieran aceptado la responsabilidad que le confirieron en 1998. Según sus propias palabras, a pesar de tener ofertas en Estados Unidos, descansará por el momento.

Ahora solo toca esperar que los demás engranajes que faltan para que la selección femenil funcione y de los resultados esperados, se pongan en marcha. La salida de Leo Cuéllar es solo la parte visible de lo que falta para el pleno desarrollo de la rama.

Mucho éxito y ¡Gracias Leo!

Foto| FMF