Premundial Sub 17: Estados Unidos derrota a México y se corona campeona

Jamás me ha gustado ver perder a mi equipo o a la selección, pero hoy siento una especie de derrota dulce, con orgullo. México tenía la prueba más dura de todo su andar en el Premundial Sub 17, a pesar de haber enfrentado a Estados Unidos en fase de grupos. El mini tri femenil venía de ser campeona del torneo en 2013, justamente ante Estados Unidos, a quienes vencieron en tanda de penales, con una soberbia actuación de Emily Alvarado.

México no repitió el once con el que jugó ante Estados Unidos, pero si con el habitual, con menos mexico-americanas de inicio. Al cuadro comandado por Christopher Cuéllar le costó hacerse del balón, pero entendió el planteamiento y jugó a esperar, presionaba alto y aguardaba una contra, para usar la explosividad que por bandas dan Dayana Cazares y Liz Ovalle.

En el primer tiempo hubo varias jugadas, pero el gol no se hizo presente en un Grenada Athletic Stadium que tuvo muy buena entrada, hasta el minuto 43′, cuando Alessandra Ramírez no despejó correctamente un balón que venía por aire, dando pie a que Ashley Sánchez, la más habilidosa de las rivales, rematara de volea para techar a Miriam Aguirre e irnos perdiendo 0-1 al vestidor.

Para la segunda mitad, México adelantó líneas y buscó mucho punzar a Estados Unidos por la pradera izquierda, donde Ovalle fue dueña todo el partido. Las nuestras poco a poco intentaron con más idea, pero los centros no encontraban a una delantera bien colocada. Luego de sufrir con las jugadas de Tagliaferri y Sánchez, Miriam Aguirre, Ashley Soto, Reyna Reyes y Kimberly Rodríguez, se multiplicaban y aparecían por todas partes del campo para evitar que EEUU aumentara su ventaja.

Después de varias contras a toda velocidad de Ovalle, su gol llegó luego de un gran pase de Soto por banda derecha que recibió Montserrat Hernández, que de media vuelta, cedió para Ovalle, que estaba con ventaja, sacando un zurdazo imposible para Ivory. El partido se empataba a un gol y a todos nos llegaron a la mente aquel campeonato de México hace poco más de dos años.

Pero la ilusión se acabó cuando Kulhmann le ganó las espaldas a nuestras centrales, rematando cerca de Aguirre y poniendo el 2-1 a cinco minutos del final. México no decayó e intentó seguir pujando por la igualada. En tiempo agregado, el corazón de muchos se detuvo por unos segundos, cuando vimos que Ovalle quedó sola y soltó un tirazo que terminó por cimbrar el poste, sin incrustarse en las redes.

El tri femenil se quedó con el segundo lugar, tras un torneo de gran nivel, con un equipo equilibrado que tiene competencia interna, jugadoras trabajadoras, ordenadas y con disciplina. Perder jamás gusta, pero esto es una de las pocas ocasiones en las que siento que haya algo que pueda reporchársele al equipo.

Hablando a nivel individual, me gustaría ver a Liz Ovalle y Ashley Soto en selección mayor dentro de poco tiempo. Ambas demostraron tener pundonor, talento y madurez. De la primera, imagino una dupla maravillosa en bandas junto a Stephany Mayor, rompiendo caderas y surtiendo de balones. México no sufre por laterales, pero Soto es de las pocas laterales que cumple con las dos encomiendas de la posición: atacar bien y defender mejor, además de leer muy bien el juego y saber cuando subir. Miriam Aguirre, junto a Emily Alvarado, son un par de arqueras que representan un futuro seguro para el equipo. Destacable el torneo de Montserrat  Hernández, Reyna Reyes, Daniela Espinosa y Dayana Cazares, que junto a sus demás compañeras, que también lo dieron todo, regalaron un Premundial competitivo y atractivo.

Canadá, Estados Unidos y México representarán a CONCACAF en el Mundial Sub 17 de Jordania 2016.

Foto| @miseleccionmx