Torneo Preolímpico: Canadá y Estados Unidos estarán en Rio 2016

El equipo canadiense,  demostró con un buen planteamiento, que estaban decididas a conseguir su pase a los Juegos Olímpicos. Este viernes se han clasificado, tras una fase de grupos sencilla y un partido de semifinales que le metió algunos sustos, principalmente en la segunda parte. Destacada fue la labor hecha por el equipo costarricense, la grata sorpresa del torneo y un favorito para lograr su sueño de estar en Río. Desafortunadamente, el esfuerzo no fue suficiente y lograron ser superadas por la que es una de las dos potencias del fútbol femenil de la CONCACAF.

Canadá salió con un 4-3-2-1 con Sinclair en punta, mientras que Costa Rica lo hizo con un 4-2-3-1 Con Rodríguez en punta. Desde los primeros minuto,s las canadienses dominaron el partido acorralando a las ticas en su área. Desplazaban el balón por las bandas, mientras que las rivales intentaban frenar cualquier acción. Las de la hoja de maple eran hábiles y rápidas; Rose y Lawrence por la banda izquierda, mientras que Bélanger y Matheson por la derecha, ponían en acción varias jugadas al área. Las ticas no podían crear oportunidades, pues se cerraban perfectamente los espacios, pero en un leve despiste Melissa Herrera, adelantó la línea defensiva y llegó al área donde en el mano a mano intentó sorprender a Erin McLeod, quien consciente del peligro, salió con todo para atajar el balón.

Nuevamente Canadá retomó el control y su insistencia rindió frutos al minuto 18, con una jugada por la banda derecha de Bélanger, que puso un centro que primero intentó ser desviado por la defensa, pero llegó hasta Sinclair, que sin marca remató a placer haciendo su gol 160 con el equipo nacional.

El gol dio confianza al actual bronce olímpico, que continuó metiendo presión al rival. Matheson puso a prueba los reflejos de la portera Díaz, que no tuvo problemas en quedarse con el balón. El equipo costarricense bajó el ritmo los últimos minutos de la primera parte y fue presa de la desesperación. Cruz y Alvarado recibieron tarjetas amarillas; la primera por una falta sobre Sinclair, y la segunda por reclamar a la árbitro central la repetición del cobro del tiro libre a favor de Canadá.

En la segunda parte, Costa Rica salió con más seguridad, pero Canadá no descuidaba sus líneas y seguía al ataque siempre de la mano de Sinclair, al minuto 52, Ashlew Lawrence llegó por sector derecho y centro el balón, Diana Saenz despejó hacia atrás poniendo el balón a los pies de Sinclair que tras algunos rebotes perfiló de zurda y lo mandó al fondo. La estratega Amelia Valverde hizo algunos ajustes ingresando a Karla Villalobos por María Barrantes intentando más presión en la ofensiva. El cambio dio resultado, pues se atrevieron a ir más al frente, obligando a Canadá a desplegarse y a McLeod a moverse de su portería, la arquera que se aquejaba de una leve lesión en pierna derecha sufrida durante el calentamiento, tuvo algunas intervenciones importantes.

Al minuto 73 Costa Rica tenía un respiro luego de que se cometiera una falta de Scott en el área generándose el penal. Raquel Rodríguez cobró certera la pena máxima y redujo la ventaja extendiendo a seis sus goles anotados en este torneo.

Canadá trató de no perder la concentración y el control del partido y continuó al frente, otro intento de Sinclair a pase de Matheson fue marcado como fuera de lugar. Pese a que por momentos Costa Rica parecía crecer, finalmente fueron superadas y al minuto 86 le decían adiós al sueño olímpico con un tercer gol en contra. La jugada comenzó tras un despeje largo de McLeod, el balón llegó por el sector derecho hasta Nichelle Prince (quien había entrado de cambio minutos antes por Sophie Schmidt), ésta mandó un servicio cruzado a Deanne Rose quien empujó en una barrida el esférico superando a Díaz y sentenciando el duelo.

Canadá mostró en este torneo un equipo renovado que supo como integrarse y lograr un gran trabajo, Herdman puede considerarse satisfecho con su estrategia y ahora deberá pensar en hacer un buen papel en los Juegos Olímpicos donde buscarán estar en el medallero. Por su parte, la escuadra de Costa Rica merece el reconocimiento al esfuerzo y al trabajo que se está realizando demostrando que se fortalece día con día y no tardará mucho en superarse para estar a la altura de las grandes potencias de la CONCACAF.

Estados Unidos – Trinidad & Tobago

Todo parecía estar destinado a que las dos potencias de la zona representaran a CONCACAF en Rio 2016. Canadá ya tenía su boleto y Estados Unidos difícilmente tendría complicaciones para unírsele. Desde el primer minuto, como era de esperarse, el cuadro de las barras y las estrellas se hizo del control del esférico y del balón. Jill Ellis envió a la cancha a su equipo habitual, pero ahora con Mallory Pugh acompañando a Alex Morgan en punta.

El primer arribó tras un gol de Tobin Heath, que remató un centro de Lindsay Horan, que se está adaptando bien a su rol en selección, jugando por detrás de las delanteras como pivote. Luego de varios intentos, la segunda diana del juego la consiguió Alex Morgan, que se destapara con un triplete. Carli Lloyd, que anotó en todos los partidos, se encargó de hacer el 3-0, con colaboración de la arquera Forbes, que no atajó correctamente un cabezazo de la mediocampista, que no llevaba nada de peligro.

En la segunda mitad, con la certeza de tener el boleto a Brasil prácticamente amarrado, Estados Unidos no tendría mayor contratiempo en desplegar su futbol con tranquilidad, pero sin perder el hambre de triunfo que le caracteriza, Hay que decir que el proceso de “rejuvenecimiento” del equipo que comenzó Tom Sermanni y continuó Jill Ellis, ha funcionado bien, pues las noveles jugadoras que han sido integradas al combinado mayor, han estado a la altura de lo que espera una exigente afición como la de USWNT. Mallory Pugh, Morgan Brian, Stephanie McCaffrey y Lindsay Horan, han sabido adaptarse a lo que un equipo de esa naturaleza requiere. Tal vez solo falta tenerle más aprecio y reconocimiento a una delantera del tamaño de Christen Press, que siempre es eficaz y espectacular en sus movimientos.

Para terminar el festival de goles, Alex Morgan se despachó con otro par de goles, aprovechando el desorden defensivo y desgaste físico de las trinitarias. Con esto, la ex artillera de las Golden Bears, rebasó la barrera de los 60 goles con selección nacional. Finalmente, Estados Unidos hizo valer su condición de ser el mejor equipo del mundo y con un 5-0, consiguió contudentemente su boleto a Rio 2016, siendo su sexta calificación a Juegos Olímpicos.

Este domingo a las 16:00 hrs, Canadá y Estados Unidos, con boleto en mano y maletas hechas, disputarán la gran final del Torneo Preolímpico, sin olvidar que no solo hay un pase olímpico, sino también un trofeo en juego.

Vía| JR

Foto| CONCACAF