Preolímpico: Trinidad & Tobago avanza a semifinales.

Resulta grato ver como cada vez más selecciones están creciendo. El Torneo Preolímpico parecía predecible a simple vista; veríamos a dos selecciones poderosas que no había duda que superarían la fase de grupos y hasta incluso conseguirían el boleto con facilidad; una que se esperaba como mínimo que lo lograse y por último una más que fuese la sorpresa del torneo. El lunes fuimos testigos de esa “sorpresa del torneo”, solo que muchos de nosotros no esperabamos que parte de esa sorpresa conllevaría una gran decepción.

Pero dejando atrás los tragos amargos, nos concentramos en Trinidad & Tobago que cumplió como favorita del grupo B para clasificarse a semifinales y, si bien, el grupo no era poderoso, tampoco hablamos de rivales tan fáciles. Las trinitaras iniciaron su camino en el preolímpico con victoria ante Guatemala pero gracias a que le dieron la vuelta al marcador en el segundo tiempo. Después, cayeron 0-6 ante Canadá, pero se levantaron para evitar que Guyana a la que sólo le hacía falta un empate para clasificar las dejara fuera del Torneo. El decir que la falta de apoyo y recursos es un factor determinante en el éxito o fracaso de un equipo no es un pretexto cuando de alcanzar una meta se trata. Basta saber que la escuadra de T&T que fue dirigida en las eliminatorias mundialistas por el coach Randy Waldrum (Houston Dash), llegó al torneo con un escaso presupuesto, incluso viajan con una persona que les cocina para ahorrar en alimentos. Además, su D.T. Richard Hood tiene pocas semanas de haber tomado las riendas del equipo. Nada de esto las detuvo, y con decisión vencieron 5-1 a la escuadra de Guyana. Desde el minuto 7 abrieron el marcador y al medio tiempo ya tenían casi el boleto en la bolsa con una ventaja de 4-1. Un gol más marcado en la segunda parte sentenciaba el partido. Su talentosa jugadora Kennya Cordner marcó un doblete y el resto de los tantos los completaron Ahkeela Mollon y Mariah Shade. Guyana contribuyó con un autogol de Justine Rodrigues. Mientras que Bria Williams al minuto 44 marcó el único tanto rival.

Las Trinitarias se encontrarán el viernes en la semifinal con Estados Unidos, un rival al que se enfrentaron en diciembre. Veremos que planteamiento tienen contra el gran favorito.

CANADÁ-GUATEMALA

Las canadienses convirtieron el BBVA Compas Stadium en el escenario perfecto para una noche de goles. Tras una sencilla clasificación a semifinales, ya sólo quedaba relajarse y disfrutar del último partido de fase de grupos ante la ya eliminada Guatemala. John Herdman aprovechó para ver en acción al resto de sus jugadoras de banca que no fallaron en ser letales ante un rival que no opuso resistencia. Melissa Tancredi que terminó con su sequía de goles en esta competencia realizó un doblete, mientras que Rebecca Quinn y Nichelle Prince completaron un hat-trick, Gabrielle Carle y Janine Beckie sellaban la contundente victoria. Sinclair aguardó en la banca, el momento de seguir superando records tendrá que esperar un poco. Hasta el momento, la renovada escuadra de la hoja de maple ha hecho una extraordinaria labor y se nota el trabajo que se está haciendo para lograr esa buena integración de las jugadoras jovenes y las veteranas. Aunque han mostrado buena técnica y entendimiento en el campo la prueba de fuego será ante rivales mucho más complicados y Herdman seguramente está planeando muy bien su estrategia contra la grata sorpresa del torneo; sí, me refiero a Costa Rica. ¿Ustedes apostaban que llegaría tan lejos?

No hay mucho que decir, Canadá llegó al torneo, como comúmnente se dice; partiendo plaza y convirtiéndose en la escuadra más letal, un total de 21 goles en fase de grupos superando incluso a Estados Unidos que logró sólo 16 lo dicen todo. A estas alturas, podríamos decir que los boletos a Río ya tienen nombre, o… tal vez no.

SEMIFINALES  (Viernes 19 de febrero):

  • Estados Unidos vs Trinidad & Tobago
  • Canadá vs Costa Rica

Foto|concacaf.com