Flora Viola, la primer presidenta del AS Roma

Pocos clubes varoniles en el mundo pueden presumir de haber tenido una presidente a mujer, pero la AS Roma, el cuadro más popular de la capital italiana y uno de los más importantes y ganadores de aquel país, han tenido dos en su larga y prominente historia.

La primera fue Flora Viola, esposa de Dino Viola, el presidente más querido y reconocido por los aficionados. Él, en cada entrevista y oportunidad que tenía, decía tener solo dos amores en su vida: su esposa y el AS Roma. Sin embargo, en enero de 1991, Dino falleció y concluyó una exitosa era deportiva con la loba, dejando un hueco que solo podía ser cubierto por alguien con el mismo amor por los colores giallorossi: su mujer.

Tras la partida de Dino, Flora se convirtió en la primer presidenta de la Serie A, continuando el legado de su marido. Bajo su mando, ganaron la Copa de Italia, continuando el legado ganador de su familia.

flora_viola_2

Jugadores emblema de la Roma, como Francesco Totti, lloran cada año la partida de la pareja. A Flora la define como una mujer sumamente inteligente y cálida, capaz de conciliar y tranquilizar con el simple sonido de su voz. Serena y siempre elegante, tuvo que tomar la decisión de terminar su presidencia, pues Giuseppe Ciarrapico adquirió al club y lo lideró en una cuestionable gestión.

En noviembre de 2009, “Doña Flora”, como la conocían la gente cercana a ella, falleció e hizo historia, a pesar de su corta administración. Años después, la Roma tuvo otra mujer ocupando la presidencia, a quien siempre reconoció y apoyó durante su mandato. Se trata de Rosella Sensi, personaje del que les compartiremos más adelante.

media_168wvyf9

Foto| Dagospia