Alejandra de la Vega: una mujer destacada en un mundo de hombres

Ya no es raro ver a mujeres jugando al futbol, tomando cargos como ejecutivas en organismos como CONCACAF, FIFA y otros, siendo árbitros o entrenadoras -y para ejemplo reciente la NFL y NBA-, pero en México, ver a una fémina hacerse cargo de un equipo profesional no es común. Sin embargo, Alejandra de la Vega vino a romper los esquemas.

Alejandra de la Vega es una reconocida empresaria originaria de Ciudad Juárez, Chihuahua, siempre activa y participativa en organizaciones de la sociedad civil, integrando y diseñando proyectos en pro del bien común, pero también con un gran interés en el sector deportivo. Para muestra de ello, ya había incursionado con “Cobras”, club de su ciudad natal, hace ya varios años.

Ahora, la empresaria regresó el balompié profesional a territorio juarense, liderando el proyecto de F.C. Juárez, mismo que echó a andar junto a varias personalidades fronterizas, incluyendo a inversionistas de El Paso, Texas. El equipo compite en la liga de ascenso y el principal objetivo es trabajar para que a corto/ mediano plazo, pueda acceder al máximo circuito. La estructura directiva la componen ella como Presidente, Rodrigo Cuarón como Vicepresidente Administrativo y Álvaro Navarro como Vicepresidente Deportivo, además de otros accionistas.

ale00000026jpg-i01060004922843100000000

Sin duda, el caso de De la Vega es único en México, pues es un medio donde predominan, en su mayoría, directivos del sexo masculino. La empresaria, en entrevista al Diario “La Razón”, mencionó que es una satisfacción ocupar dicha posición, siend0 la única fémina, pero del mismo modo, dice jamás haber encontrado barreras o impedimentos para desarrollarse en el futbol mexicano, pues siempre le abrieron las puertas y formó buena relación con otros miembros del gremio, como es el caso de Grupo Pachuca.

La casaca de los llamados “Bravos”, mote escogido para el equipo, posee los tonos verde, blanco y negro, además de la X, elemento significativo para los juarenses, un ícono que representa muy bien la unión de dos culturas que confluyen en esa región. Como una manera de incluír a la afición en el desarrollo de la franquicia, el club liderado por De la Vega, decidió dejar a consulta el nombre del equipo y la mascota.

Este proyecto significa un resurgimiento para una ciudad que está regresando a su esplendor. Juárez ha sido históricamente un punto estratégico y de referencia, no solo para el estado de Chihuahua, sino para México, como una tierra próspera, con gente noble y trabajadora, que ve en el deporte, un modo de unir a las familias, un sano esparcimiento y activación económica para las cientos de personas que se ven beneficiadas directa e indirectamente de los equipos.

11224717_1649712835241476_4973174429529076130_n

El ejemplo que hoy pone Alejandra de la Vega, es un ideal que esperamos pueda repetirse en nuestro país en no muchos años, con mujeres que se inmiscuyan a invetir, dirigir y liderar un equipo deportivo. Los Bravos de F.C. Juárez, son un caso digno de replicarse en muchas partes del mundo, como ya ha ocurrido en España, Suiza, Brasil, entre otros.

Fotos |Facebook Oficial F.C. Juarez / Admisión VIP.