Canadá 2015: Estados Unidos consigue su tercer copa del mundo

ESTADOS UNIDOS 5-2 JAPÓN

Una final que nadie se esperaba. No era ninguna sorpresa ver a Estados Unidos y Japón en la gran final del Mundial de Canadá 2015. Ambas eran las claras favoritas y haberlas visto jugar también las finales de la edición pasada y de Juegos Olímpicos, habla del excelente trabajo de ambos programas.

Quizás la gran mayoría esperaba un partido lleno de dramatismo, donde ambos equipos pelearan por el título hasta el último aliento y hasta el último segundo. Pero la historia no fue así, las ansias y ganas de Estados Unidos por ganar el esperado mundial pudieron más. Desde el primer segundo, USWNT salió con el radar bien fijado, con instinto asesino y con la mira llena de efectividad.

Sin que nadie se lo imaginara, Estados Unidos ganaba 2-0 al minuto 5, con un par de goles de Carli Lloyd, ambos en jugada prefabricada, con centros razos y ella desprendiéndose desde el inicio del área, prácticamente sin marca. Las zagueras japonesas no podían del asombro. Nunca se imaginaron estar abajo por dos goles en apenas unos cuantos minutos.

carli

Todo parecía indicar que el espíritu guerrero de Japón se impondría para volver al partido, pero Lauren Holiday aprovechó un error de Iwashimizu para poner un 3-0 que sepultaba toda posibilidad para las niponas. La revancha tan comentada por todos durante la semana había llegado con creces.

Carli Lloyd, ganadora del balón de oro del mundial, siguió en modo bestial y anotó la cuarta diana para Estados Unidos, desde prácticamente el medio campo. Incrédula, la arquera Kaihori hizo por evitarlo, pero resbaló y permitió que la capitana de las barras y las estrellas hiciera un gol de antología del que nos acordaremos por años. Con esto, Lloyd convirtió el hat trick más rápido de una final.

Japón salió del shock después de recibir cuatro apabullantes goles. Controlaba el balón y empujaba, sin poder penetrar la muralla blanca que tenía en frente, hasta que al 27′, Yuki Ogimi hizo un golazo que le regresó momentáneamente el alma a sus compañeras.

jpn

El marcador indicaba 4-1 al descanso, cifras no esperadas por nadie. La segunda mitad sería de locos, con un equipo dispuesto a aumentar su ventaja y con otro listo para morir matando. En el minuto 52′, Julie Johnston hizo un gol en propia puerta, poniendo el 4-2 que todos creíamos pintaba para ponerse más apretado.

Tobin Heath no opinaba lo mismo. Solo dos minutos después se encargó de colocar el partido 5-2, como ejemplo de lo que fue el encuentro: un mar de emociones y sorpresas que seguramente dejó a cientos de aficionados al borde de una visita con el cardiólogo. Por más que intentó Japón, no logró hacer daño. Su defensa fue su punto más débil todo el torneo y justo en la final lo comprobó.

Estados Unidos venía jugando sin convencer a sus propios aficionados, pero es un programa con una excelente estructura, jugadoras de calidad, mucho orgullo y un gran número de aficionados que les inyectan ímpetu partido a partido. Ver como una nación entera se volcó a apoyar a su equipo de futbol hizo que se enchinara la piel de muchos. El equipo es fantástico, pero su fan base es otro nivel.

sawa

Julie Johnston, Carli Lloyd y Becky Sauerbrunn se llevaron el torneo. Este trío manejó al equipo entero, le dio orden y la estabilidad que le venía haciendo falta por algunos meses, pese a sus buenos resultados.

Ver a Estados Unidos hacerle pasillo a una Japón que aceptó con mucha clase el segundo lugar, llenó de aplausos al equipo. Por otro lado, Christie Rampone levantó su segundo mundial, tras ganarlo el 1999. Este fue la última copa del mundo para leyendas como Homare Sawa, Abby Wambach y la misma Rampone.

usaa

Estos fueron los premios otorgados por FIFA:

Tercer lugar: Inglaterra

Balón de Oro: Carli Lloyd

Balón de Plata: Amandine Henry

Balón de Bronce: Aya Miyama

Bota de Oro: Ceclia Sasic

Bota de Plata: Carli Lloyd

Bota de Bronce: Anja Mittag

Guante de Plata: Hope Solo

Mejor jugadora juvenil: Kadeisha Buchanan

Premio al Fair Play: Francia

Fotos| FIFA