Canadá 2015: Alemania tras la tercera estrella

No cabe duda que el equipo teutón es uno de los favoritos para llevarse el campeonato, no sólo por ser el actual campeón de Europa, sino también porque es uno de lo más fuertes que ya tiene en su haber dos campeonatos del Mundo: USA 2003 y China 2007, este último de la mano de la Coach Silvia Neid, cuyo más grande fracaso al frente de la selección lo obtuvo en su propia sede en el 2011 donde el equipo cayó por la mínima ante Japón en cuartos de final.

Pero los fracasos no las detienen y saben sacar la casta y el orgullo demostrando incluso que pueden venir de un marcador en contra en la primera parte de un partido y darle la vuelta en el segundo tiempo con gran habilidad. Así lo han demostrado en inumerables ocasiones. El campeonato del Mundo y la consecuente clasificación a Juegos Olímpicos, representará, en su caso el último gran logro de la estratega alemana, pues ha decidido dejar el timón de la selección en manos de Steffi Jones otra ex jugadora con carnet de entrenadora que hasta el momento se ha desempeñado en puestos administrativos. Pero esto sucederá hasta mediados del 2016. Mientras tanto, Neid tiene la difícil tarea de llevar este trofeo hasta Alemania con un cuadro que no está del todo bien. Primeramente tendrá que lidiar con la ausencia de la Mejor Jugadora FIFA del 2014, Nadine Kessler cuya maltrecha rodilla derecha ha echado por tierra sus sueños mundialistas. Kessler, poseedora de visión de juego y enorme capacidad creativa ha sido una de las bajas más lamentables, pues muchos se privarán de ver en acción a una de las mejores mediocampistas que posee el fútbol femenil. Otra jugadora que también se perderá el mundial, -pero que sabe lo que se siente levantar la Copa del Mundo como campeona-, es Fatmire Lira Alushi (Fatmire Bajramaj) ya que se encuentra en su cuarto mes de embarazo. Originalmente, Silvia concentró a 27 jugadoras de las cuales eligió a las siguientes 23:

  • PORTERAS: Nadine Angerer, Almuth Shult, Laura Benkhart.
  • DEFENSAS: Saskia Bartusiak, Jennifer Cramer, Tabea Kemme, Josephine Henning, Anikke Krahn, Leonie Maier, Babett Peter, Bianca Schmidt
  • MEDIOCAMPISTAS: Melanie Behringer, Sara Däbritz, Lena Goessling, Simone Laudehr, Melanie Leupolz, Lena Lotzen, Dzsenifer Marozsán.
  • DELANTERAS: Pauline Bremer, Anja Mittag, Lena Petterman, Alexandra Popp, Celia Sasic.

Para nadie es un secreto que Silvia tiene su especie de Brat Pack conocido como “Las Intocables”; jugadoras que son sus titulares indiscutibles, a pesar de que varias de ellas aportan poco al equipo. La portería no tiene punto de discusión pues estará custodiada por la capitana Angerer, salvo que Neid decida darle en algún partido la responsabilidad a quien pronto será la titular, ya que la veterana arquera ha anunciado su retiro al término de la competencia. La defensa, es la parte más vulnerable de este cuadro alemán; en cuanto a las centrales, Saskia Bartusiak viene saliendo de una lesión en ligamentos que la mantuvo casi toda la temporada fuera de actividad, Annike Krahn (titular en todo momento) comete más errores que aciertos y definitivamente ya no atraviesa por un buen momento. La lateral izquierda Jennifer Cramer deja mucho que desear y la derecha Leonie Maier, suele destacar bastante bien pero tiene poco que regresó al campo de juego tras lesionarse los ligamentos. Afortunadamente, dentro de estas “intocables”, también está Babett Peter, quien ha sido incluso considerada la mejor defensa de Alemania. Peter sabe moverse perfectamente bien en línea de tres, y ha jugado también como lateral izquierda. A su vez también tendrá disponible a Bianca Schmidt jugadora inteligente, con amplia experiencia y buen físico. Tabea Kemme y Josephine Henning (con reciente lesión), son de los nuevos valores que pueden aportar mucho sólo si decide arriesgar un poco.

El mediocampo fue seguramente una de las decisiones más difíciles y tal vez la más errada. Tras la baja de Alushi; Silvia sólo tuvo que cortar a una jugadora y decidió dejar en casa a Anna Blässe y llevar a Sara Däbritz. Desde mi punto de vista, la mediocampista del equipo Wolfsburg posee mejores habilidades que la del Freiburg. Blässe tiene velocidad y mejor manejo del balón, recupera y pone en movimiento creando buenas oportunidades de peligro. El tiempo nos dirá si Däbritz fue la mejor decisión de Silvia o simplemente la lleva “a vivir la experiencia”, ya que las veteranas Melanie Behringer, Lena Goessling, una recién recuperada Lena Lotzen, una impetuosa Melanie Leupolz y su mejor mediapunta Dzsenifer Marozsan acapararán el área tratando de llenar el hueco de Kessler. Si la estratega decide dejar jugar a Marozsán ofensivamente, la húngara tendrá la oportunidad de consolidarse en este Mundial y dejar su huella definitiva pues posee el talento que la puede de una vez por todas catapultar como una de las mejores jugadoras del mundo y dejar de estar detrás de las goleadoras como la eterna asistente.

En la delantera Silvia utilizará a Celia Sasic en punta. Sasic es buena para moverse en esa área y desmarcarse con fácilidad, buena rematadora aunque en ocasiones demasiado errática dejando ir las oportunidades más simples aunque haya acertado las más complicadas. Anja Mittag aportará su experiencia, jugando escorada por la banda izquierda puede sorprender con precisión en sus centros. Alexandra Popp es un buen aporte, mientras decida dejar sus cada vez más constantes hábitos del drama propio del juego varonil en los vestidores y sepa concentrarse más en las jugadas que en las faltas. Pauline Bremer es, definitivamente quien puede ser una revelación; la goleadora y campeona del Mundial Sub 20 de Canadá 2014 se ha sabido ganar su lugar en la selección mayor a base de buenas actuaciones, asimismo Lena Petermann también de la generación Sub 20 tendrá su oportunidad de oro para ganarse un puesto definitivo en la selección. Alemania tiene todo para ganar el mundial, pero deberá hacer uso de toda su habilidad e inteligencia y dejarse todo en la cancha. Silvia sabe cómo sacar provecho de sus mejores elementos, aunque esto se traduzca en  jugadoras lesionadas. El doblete del Campeonato del Mundo convertirá a Alemania en la máxima potencia del fútbol en sus categorías femenil y varonil.

Alemania está en el Grupo B, con su eterna enemiga Noruega, y las debutantes Thailandia y Costa de Marfil. Su primer duelo será el domingo 7 de junio ante Costa de Marfil.

Foto|dfb.de