NWSL: Kansas City y Seattle Reign jugarán la Final.

Llegamos casi a la etapa final de esta segunda temporada de la NWSL en donde pudimos disfrutar de dos semifinales sumamente emocionantes. Pero antes de comentar estos partidos, demos una revisada al partido pendiente entre Sky Blue FC y Houston Dash correspondiente a la Jornada 13 (2 de julio) y que fue suspendido por tormenta eléctrica. Sky Blue buscaba rescatar algunos puntos, ya que no pudo colarse a los playoff para terminar en una mejor posición de la tabla, ganó 1-0 consiguiendo la sexta posición con cinco victorias consecutivas cerrando con victoria local. Nada mal para un equipo que apretó el ritmo al final, pero no fue suficiente. Sky Blue no pudo contar con su delantera estrella Nadia Nadim porque se unió a su selección danesa para los partidos de clasificación mundialista. Su lugar fue ocupado por Mónica Ocampo quien consiguió una asistencia en el único gol del partido realizado por Lindsi Cutshall. Desafortunadamente nuestra delantera del selectivo nacional sufrió una lesión en hombro izquierdo; aparentemente una dislocación casi al final del primer tiempo cuando Kaylyn Kayle de Houston Dash le frenó una jugada a mitad de cancha metiéndole el pie, la caída de Ocampo fue sobre su costado izquierdo provocándole el golpe en el hombro. Salió de cambio al inicio del segundo tiempo, siendo sustituída por Jonelle Filigno. Kelley O’Hara también tuvo complicaciones de lesión durante el entrenamiento, jugó los primeros minutos pero al 28 no pudo continuar y Kendall Johnson entró en su lugar. Houston Dash, por su parte presentó algunos cambios en su alineación, volviendo Arianna Romero como lateral titular, mientras que Bianca Henninger custodió la portería al primer tiempo, tomando su lugar al segundo la capitana Erin McLeod. Después de varias oportunidades las locales abrieron el marcador al minuto 18, cuando por un costado un servicio largo de Sophie Schmidt llegó al área, Ocampo lo tomó y disparó de primera intención a la portería, pero el balón se estrelló en Henninger y el rebote cayó a los pies de Lindsi Cutshall quien lo remató con potencia. Casi al final del primer tiempo Kealia Ohai perdió la oportunidad del empate cuando su disparo a la portería pegó en el poste. La segunda parte tuvo varias oportunidades para ambos equipos en su último partido de la temporada, nuevamente casi al final Houston volvió a tener la posibilidad de empatar gracias un potente disparo de Stephanie Ochs, pero éste salió desviado por encima de la portería. De este modo, Houston Dash el equipo debutante de la temporada, y el cual tenía grandes expectativas termina en la última posición de la tabla, con 24 partidos jugados, 18 puntos acumulados y 5 juegos ganados, 16 perdidos y tres empates.

El campeón defensor Portland Thorns dejó ir la oportunidad de revalidar el título al caer 2-0 ante FC Kansas City que obtuvo su revancha un año después de que fuese derrotado precisamente en esta etapa y por este mismo equipo. Bajo una temperatura de casi 40 grados centígrados misma que obligó a dos periodos de receso para refrescar a jugadoras y cuerpo arbitral, Kansas recibió a las Thorns que salieron dispuestas a buscar la victoria pero que se toparon con un equipo con mejores ideas. Portland lució desorganizado manejando una línea de 4-2-3-1 con Sinclair y Heath como volantes intercambiandose de bandas a lo largo del primer tiempo y Morgan en punta. Las más claras llegadas de gol fueron por parte de las locales; Jenna Richmond mandó un balón que pasó rosando el segundo poste, Leigh Ann Robinson puso un tiro largo que Angerer pudo atajar muy bien, Erika Tymrak se encontró con una Emily Menges que no dudó en frenarla con rudeza consiguiendo una tarjeta amarilla; por último, Amy Rodríguez en una gran jugada en solitario mandó el balón desviado por encima del arco. Por parte de las visitantes Verónica Boquete también encontró el poste en una muy cercana jugada de gol. El primer tiempo terminó sin que se moviera el marcador. Para la segunda parte Portland metió el acelerador y buscó el gol por medio de Alex Morgan tras un pase de Allie Long, pero Nicole Barnhart que no fue muy demandada durante el encuentro pudo contener. Morgan lució por su escasa participación limitándose a esperar una oportunidad de que llegase algún balón al área que rematar, pero Kansas no permitía mucho manteniéndo muy bien el control del esférico. Las locales no dejaban de atacar y en un momento dado caería el primer gol. Erika Tymrak mandó un primer aviso enviando el balón por el costado derecho pero Angerer estuvo allí para responder. Sin embargo al minuto 63 un error defensivo y una desafortunada salida de la veterana guardameta alemana permitió el primer gol; Erika Tymrak filtró un balón a Lauren Holiday y esta a su vez tocó para Amy Rodríguez quien pudo ganar perfectamente la espalda a Rachel Van Hollebeke y avanzó con seguridad al área donde Angerer salió a achicar la jugada pero terminó venciéndose, Rodríguez hizo el recorte y remató con pierna izquierda. Portland era víctima de sus errores defensivos pese a que había marcado bien en la primera parte. Una muy desdibujada Tobin Heath abandonó el terreno de juego al 67 con problemas en rodilla derecha y Jessica McDonald entró en su lugar. Al 79 la capitana Christine Sinclair quien tampoco mostró peligrosidad salió por cuestiones técnicas ingresando Meleana Shim. Más cerca estaba Kansas de sentenciar el partido que Portland de empatar y solo un débil tiro de Rebecca Moros que Barnhart controló fue todo lo que pudo ofrecer, Boquete movía el balón buscando crear alguna buena jugada pero careció de suerte para encontrar buena recepción. Al 88 finalmente Kansas tenía firmado su lugar en la final; por el costado derecho del medio campo, Holiday mandó un pase a Sarah Hagen (quien entró en lugar de Rodríguez), ésta se encaminó al área donde pudo entretener lo suficiente el balón para esperar que Holiday se acercara y realizarle el servicio apenas muy justo a las líneas defensivas, la mediocampista volvió a burlar a Angerer y envió el balón a las redes. El gol fue valido pese a que las rivales reclamaron fuera de juego. Con el boleto de la final en la mano a esas instancias Kansas no dejó de atacar y tanto Holiday como Tymrak buscaron el tercero, pero el tiempo terminó con una buena victoria local y una revancha conseguida. Se confirmó la noticia de que Nikki Marshall sufrió rotura de ligamento cruzado tras lesionarse en el partido contra Seattle Reign la semana pasada.

Sólo un milagro podría poner a Washington Spirit en la final considerando que jugaba su boleto contra el mejor equipo de la temporada regular Seattle Reign. Los milagros suceden, pero en este caso no para las spirits que terminaron cayendo 2-1. El primer tiempo estuvo equilibrado, con oportunidades para ambos equipos, Grefrekes puso a prueba a Hope Solo en dos ocasiones, pero la portera pudo contener, por el contrario Ashlyn Harris fue más demandada principalmente por Kawasumi y Kim Little que mandaron tiros potentes que fueron bien controlados. Las spirits controlaron bien defensivamente jugando más organizadas en el medio campo y bloqueando las jugadas peligrosas de las rivales, pero no fueron demasiado peligrosas en el ataque, en una de sus pocas oportunidades, Christine Nairn disparó a profundidad, pero Solo consiguió atajar. Para el segundo tiempo, la escuadra de Laura Harvey acostumbrada a no perder inició con más fuerza, Fishlock hizo un disparo que rodó hasta el segundo poste, otro tiro de Winters se fue por un costado y Leroux dejó un balón en las manos de Harris. La defensa de Washington seguía resistiendo. Al minuto 62 Mark Parsons hizo unos ajustes, ingresando a Verónica Pérez por Yael Averbuch, el cambio fue más que afortunado pues la mediocampista mexicana abrió el marcador al minuto 65; desde el medio campo Nairn mandó un pase largo en diagonal a Diana Matheson, la canadiense aguantó la marca defensiva y tocó para Singer, ésta a su vez combinó con Nairn que regresó el balón a Matheson, quien avanzó cerca del área y filtró para Pérez que completamente desmarcada colocó el balón con un tiro que pasó por encima de Hope Solo. Un minuto más tarde Seattle casi empata el partido cuando Kawasumi llegó al área y Harris anticipó su salida, la japonesa no pudo disparar a la portería vacía gracias a que Pressley despejó a tiempo. Irónicamente la misma Pressley sería responsable de dos errores que fueron factor en la derrota de Washinton Spirit; el primero al minuto 70 cuando al intentar bloquear a Leroux el balón pegó en su brazo generándose un penal que cobró Kim Little empatando el encuentro tras haber repetido el penal por un movimiento anticipado de Jessica Fishlock al área. El segundo error fue al minuto 82 cuando perdió el balón ante Megan Rapinoe que llegó con comodidad cerca del área y puso un potente tiro que Harris no pudo desviar. Seattle volvía a mostrar su capacidad para remontar y dar la vuelta al marcador. Pero las spirits seguían con vida y una oportunidad de empatar el marcador se dió cuando se marcó el penal por una supuesta mano de Kate Deines (aunque el balón pareció pegar en el pecho), Diana Matheson fue la encargada de cobrar la pena máxima, pero Hope Solo pudo adivinar la trayectoria del balón desviándolo a tiro de esquina. Esa fue la oportunidad más clara de gol, Seattle continuó con su ataque pero ya no se movió el tablero. De este modo el gran favorito de la temporada enfrentará la final contra FC Kansas City. A Washington no le quedará más que seguir replantéandose qué debe ajustar en su roster la próxima temporada pue si bien tuvo una mejor temporada ésta no fue satisfactoria principalmente porque sigue padeciendo de una delantera fuerte y contundente.

SEATTLE REIGN Y FC KANSAS CITY JUGARÁN LA GRAN FINAL EL DOMINGO 31 DE AGOSTO A LAS 14:00 (Tiempo de México).

Foto| Logos