Favela Street, un proyecto para alejar a la niñez de las drogas pateando un balón

Para mi, el futbol no es un deporte cualquiera. Es uno de los más igualitarios, que es practicado por miles de millones de personas, sin importar su raza, sexo, edad, entre muchas otras, y en el que puedes hasta improvisar un balón. Muchos de nosotros llegamos a jugar con botellas, o a usar piedras, chamarras e incluso basura para simular una portería. El futbol es para todos y provoca una unión que otros pocos deportes puede lograr.

El futbol ha servido históricamente como anestesia para ayudar en zonas marginadas y con violencia, ofreciendo un panorama más alentador para miles de niños y jovenes que encuentran en el deporte, un escaparate para la dura realidad social en la que viven el día a día.

Rio de Janeiro es uno de los lugares más afectados por el narcotráfico y la violencia en Brasil. La vida en las favelas no es muy esperanzadora, y los niños y jovenes tienen pocas opciones de desarrollarse, por lo que ven en el tráfico de drogas, un modo de vida casi obligado para salir adelante.

Para eso, el Instituto Brasileiro de Inovações em Saúde Social, IBISS, por sus siglas, la cual es una organización civil que busca la eliminación de la desigualdad, la defensa de los derechos humanos, y el empoderamiento de la juventud, puso en marcha el proyecto Favela Streetun programa que incluye a ex traficantes de droga, quienes son instruídos para ser entrenadores, y a los niños y jovenes de las favelas.

El objetvo es que, los traficantes de droga que decidieron alejarse de las mafias, encuentren un modo de vida, por lo que se les capacita para convertirse en directores técnicos. Gracias a su conocimiento táctico, y a su experiencia directa con la violencia y los estupefacientes, los chicos enseñan a los niños a alejarse de malas prácticas y encontrar mediante el futbol, otros modos de distracción, entretenimiento y por supuesto, a ser mejores ciudadanos.

Además, se les enseña a sentirse parte de un grupo, a seguir líderes y modelos positivos, a trabajar en equipo, respetar a los demás, y por supuesto, a que nadie puede vulnerar sus derechos. Los niños realizan torneos en las favelas durante los cuatro meses que dura el programa, logrando disminuir el número de infantes que se inmiscuye en el crimen organizado.

Durante el Mundial de Brasil, se llevará a cabo la Street Child World Cupin, para lo cual, uno de los entrenadores está formando un equipo femenil para competir en dicho torneo. Favela Street tiene alrededor de 80 niñas participando en su programa.

Alex Scott, seleccionada inglesa y jugadora de Arsenal Ladies, visitó Brasil y participó en el programa.

 Ahora, muchas niñas, niños y jovenes, han cambiado el esquivar las balas, por patear un balón.

Vía| Fotos| IBISS