Estados Unidos se lleva el triunfo en casa ante Canadá

El llamado clásico de la frontera, entre Estados Unidos y Canadá, que siempre causa expectativa, se lo llevó el conjunto de las barras y las estrellas, quien ganó por un solo gol, pero que pudo haber tenido un marcador más abultado, ante 20,862 aficionados en el Toyota Stadium.

El partido comenzó con bastante dinamismo, siendo de ida y vuelta los primeros minutos, pero poco a poco, Estados Unidos se fue haciendo del control del balón, con una Megan Rapinoe muy metida en el encuentro, haciendo lo que quería por banda izquierda, sin que las zagueras canadienses pudieran detenerla. Pinoe logró una conexión peligrosa con Leroux durante gran parte del partido.

El mediocampo de Canadá batalló para recuperar y distribuir el balón, oportunidad que aprovechó Holiday para recuperar y organizar el ataque, además de tener varias jugadas de peligro. Matheson estuvo bien marcada, prácticamente encerrada, sin posibilidad de hacer mucho.

La presión constante de Estados Unidos no surgió efecto durante el primer tiempo, a pesar de tener varias oportunidades claras de gol, que la defensa contuvo con contratiempos, pero que al final resolvió. Sesselmann y McLeod detuvieron el ataque estadounidense en la primer parte. Buchanan no lo hizo mal, pero estuvo muy precipitada en la entrega del balón y le ganaba Wambach muy fácil la espalda, además del duelo uno a uno.

En el segundo tiempo, Canadá salió con un poco más de agresividad, teniendo algunos destellos que no lograron inquitar el arco de Hope Solo. El más importante llegó gracias a una gran jugada entre Belanger, con taco incluído de Sinclair, pero que Matheson remató razo, a escasos centímetros del palo. Los demás ataques fueron bastante desviados y sin cuidado para USWNT.

Después de continuar insistiendo, el buen trabajo de la zaga canadiense y de Erin McLeod no fue suficiente, cuando Becky Sauerbrunn realizó una excelente jugada, incorporándose al ataque y sirviendo para que Sydney Leroux, quien sola, sin marca, remató para vencer de nuevo la meta de la hoja de maple.

Leroux tuvo un efusivo, pero respetuoso festejo. La ex jugadora de UCLA Bruins lleva 2 partidos consecutivos anotándole a Canadá, así como 4 goles en sus últimos 3 partidos  USWNT, siendo además la que más remates al arco tiene.

Herdman mandó a la cancha a Kaylyn Kyle, con quien logró estabilizar un poco el partido, además de Carmelina Moscato y Jonelle Filigno, jugadora que a los pocos minutos de entrar tuvo uno de los escasos remates al arco de Canadá, con un tiro peligroso que Hope Solo contuvo sin problemas.

Finalmente, Estados Unidos se lleva la victoria de la mano de Sydney Leroux, una de las jugadoras más activas del encuentro. Canadá mostró muy poco. Las jugadoras “nuevas” que llevan ya algunos meses jugando con la mayor, poco a poco van generando un impacto en el equipo, pero el cuadro canadiense sigue sin mostrar al 100% el gran juego que acostumbraba.

Foto| tpinoe.tumblr.com