Quetzalli Alvarado, una mujer que sigue haciendo historia

La figura de Quetzalli Alvarado no es nueva en balompié nacional, sin embargo, ayer acaparó la atención de los aficionados, al ser la primer árbitro mujer en pitar una final en el futbol mexicano, al ser la silbante central del partido de ida de la gran final de la liga de ascenso, entre Leones Negros de la UdeG y los Rayos del Necaxa.

Veterinaria de profesión, egresada de la Universidad Autónoma de México, posee el gafete internacional desde el 2004. Su experiencia en torneos de gran relevancia es bastante, participando en el Mundial Sub 17 de Nueva Zelanda en 2008, en la misma categoría, en la edición de Trinidad & Tobago, además de los Juegos Olímpicos de Londres, y el Mundial de Alemania 2011, a donde acudió con dos asistentes mexicanas, Mayte Chávez y Rita Muñoz. En competiciones de CONCACAF, es también es asidua participante.

Quetzalli no solo pita en el mundo del futbol femenino, pues es la única mujer que silba en la Liga de Ascenso y la Copa MX, pero cabe señalar que no es la primer final que pita en su amplio recorrido profesional, pues en 2012,  fue la árbitro central de la final del Preolímpico, realizada en Vancouver, Canadá, con las anfitrionas y Estados Unidos como protagonistas.

Su andar en el futbol varonil comenzó en el Torneo de Apertura 2011, mencionando que ya había participado en la segunda y tercera división, además de los torneos de fuerzas básicas.

Varias silbantes femeniles se habían involucrado ya en ligas varoniles, con apariciones como asistentes. A sus 28 años, la oriunda del Distrito Federal, sigue haciendo historia al ser la primer mujer en ser la silbante central en una final en nuestro país.

¡Enhorabuena a Quetzalli, y que sean muchas más!

Vía| El Economista

Foto| Tiempo Real