Mabel Smith, una aficionada irremplazable

El futbol no sería igual de maravilloso sin el sector aficionado. Mosaicos, cánticos, porras, bufandas, banderas, las barras y quienes acuden incluso desde otras ciudades a ver al equipo de sus amores le da un sabor inexplicable. Hay quienes son más pasionales que otros, que su equipo se vuelve parte de su vida diaria y lo defienden a muerte, jueguen donde jueguen, una de ellas es Mabel Smith.

Mabel, originaria de Bucknall, Stoke on Trent, en Inglaterra, era considerada una de las fanáticas de más edad en Gran Bretaña. Su amor por el Stoke City, equipo de su ciudad de origen, no tenía límites, al grado de no faltar a ningún partido, de local o de visitante, desde 1949, siguiéndolos incluso por Europa cuando realizaban alguna gira.

Los demás aficionados la reconocían, pues siempre ocupaba el mismo asiento y acudía con su familia. Mabel portaba su playera religiosamente, acompañado de una bufanda que llenó de pines durante los años y que siempre levantaba con fervor a pesar de que los años le fueron robando fuerza. En el 2008 fue reconocida como la aficionada del año por The Sentinel’s un diario local.

Sin embargo, Mabel sufrió un accidente durante el partido ante Southampton mientras festejaba una anotación de Peter Crouch, luego de ser alcanzada por la multitud y golpearse con un muro de concreto. Aún en el hospital al que fue trasladada, Mabel jamás se quitó su jersey y fue curada con siete puntadas, posando incluso sonriente mientras tomaba su inseparable bufanda.

Pero esa lesión sería más que unas cuantas puntadas, pues Mabel falleció el pasado jueves producto de las heridas que sufrió en la cabeza a los 93 años. La fanática más longeva y ferviente del Stoke City se despidió gracias a la pasión que desbordaba en el estadio partido a partido.

Las condolencias de miles de fanáticos, directivos y jugadores no se hicieron esperar. Las ideas para reconocer a Mabel ya están siendo propuestas, pues algunos aficionados se encuentran planeando un adiós como el que se merece. Desde un minuto de aplausos, mosaicos con su fotografía y retirar su asiento del estadio y poner una placa, son algunas de los posibles honores que recibirá.

Vía| The Sentinel

Foto| SWNS

Comentarios

  1. londonoink dice:

    O quizás una mejor conmemoración seria darle mas reconocimiento y acogimiento a la mujeres hincha como ella. Que a pesar de todavia ser consideradas “moscas en leche” en el mundo patriarcal del fútbol y ser presas faciles en las oleadas de violencia en las tribunas (como la que sufrió Mabel), no desisten de su pasión por el deporte ni dejan de apoyar a su amado equipo.