La Época de Oro del futbol femenil en México y el Mundial de 1971

Parte II

[Twitter: @Arode8]

Antes de comenzar esta lectura, si no leíste la parte uno, da click aquí: MujerFutbol.

Los preparativos no se hicieron esperar, se fundó la Federación Mexicana de Futbol Femenil (FMFF)6 al conseguir apoyo y reconocimiento de la CODEME (Confederación Deportiva Mexicana), se nombró al Comité Organizador del Campeonato y se convocó en conferencia de prensa, a visorias y campaña de preparación para conformar el selectivo nacional. Tampoco falto imaginación para la creación de una mascota oficial para el evento: Xochitl 71, que en la lengua náhuatl significa “flor”.

Cabe mencionar que para principios de 1971 la FMFF contaba ya con la afiliación de 26 asociaciones estatales y más de mil equipos femeniles a lo largo de la republica mexicana.7 Se realizaron pruebas y partidos amistosos hasta reducir la lista de integrantes a una preselección nacional que además realizo una gira de preparación a Sudamérica, enfrentándose a Argentina el 18 de julio, partido que perdió México 2 – 1 en Buenos Aires y posteriormente viajó a Perú donde venció 3-2 al anfitrión.

El campeonato mundial conto con la participación de seis selecciones nacionales: México, Argentina e Inglaterra ubicados en el Grupo A y con sede en el Estadio Azteca mientras que el Grupo B, conformado por Italia, Dinamarca y Francia jugaría en la ciudad de Guadalajara en el

Estadio Jalisco. Este evento mundial se caracterizó por muchas cosas pero al final del día se calificó de haber gozado de un éxito inesperado. La asistencia a los partidos en los cuales no participó nuestro país fue de aproximadamente 20 mil espectadores pero cuando jugó México la cifra rebasó toda expectativa. Los enfrentamientos de México ante Argentina e Inglaterra, dieron cita en el Estadio Azteca a aproximadamente 80 a 90 mil aficionados en cada encuentro. En la final contra Dinamarca, México perdió ante 110,000 aficionados8: lo que representar la cifra más alta de aficionados en un partido de futbol femenil no oficial.

A pesar de la atención mediática del evento y el interés del público, también hubo muchas situaciones y actitudes que cobraron factura. Quizá fue demasiado el éxito que tanto el público, como los organizadores mexicanos y extranjeros así como las mismas jugadoras no estaban preparadas para afrontar. El apoyo del cual gozaba dicha selección se esfumo pocos años después y así la euforia, el auge y la época de oro que había vivido el balompié femenil en México.

El grupo de “Mundialistas” del 71, regreso a Italia en 1975 y años después una nueva generación de seleccionadas viajo al país ibérico en julio de 1986 para participar en el “Mondialito” pero su actuación así como viaje pasaron desapercibidos por los medios de comunicación y la sociedad mexicana: pareciera que esta disciplina se había extinguido en México.

La Época de Oro había llegado a su fin pero no su legado. La Liga América perduró a lo largo de los 20 años posteriores al II Campeonato Mundial Femenil y el llano se convirtió en el único espacio donde las mujeres mexicanas podrían seguir jugando ininterrumpidamente hasta la década de los 90. Para entonces La Liga América se había transformado y fusionado con otras ligas que surgieron después de 1971 hasta convertirse en la Liga Independiente que realizaba sus encuentros siempre en la Cancha No.1 del deportivo popular, Francisco I. Madero, en las afueras de la Ciudad de México. El legado del II Campeonato Mundial y el de la Liga América sentaron las bases para acoger el auge definitivo del futbol femenil en nuestro país a raíz de un nuevo impulso y apoyo ahora encabezado por la FIFA.

La liga Independiente, el legado de la Liga América, aportó un gran numero de jugadoras a los selectivos nacionales que participaron en las eliminatorias de la CONCACAF en 1990, 1994 y 1998 en busca de la clasificación a los Campeonatos Mundiales de la FIFA. Dicha liga vio nacer como futbolistas a jugadoras mexicanas como, Maribel Domínguez10, Fátima Leyva,11 y Evelyn López12. Muchas otras más, entre ellas la autora de este escrito13, recordaremos la cancha No.1 del deportivo Francisco I Madero de Iztapalapa con nostalgia ya que fue el campo que albergó nuestra pasión por el futbol por años y nuestras ilusiones y sueños de grandeza. Gracias a este legado, la nueva generación de futbolistas mexicanas ha ido cosechando poco a poco, no sin un gran esfuerzo también, en busca de una nueva época de oro para el futbol femenil mexicano.

Las Seleccionadas de México en 1970 y 1971 fueron Lourdes de la Rosa, Erendira Rangel, Alicia Vargas Angel, Maria Eugenia Rubio Rios, Patricia Hernandez Montoya, Maria de la Luz Hernandez, Silvia Zaragoza Herrera, Yolanda Ramirez Gutierrez, Bertha Orduña, Martha Coronado Diaz, Paula Perez, Sandra Tapia Montoya, Elsa Huerta Mendez, Elvira Aracen Sanchez, Irma Chavez Barrera , Cristina Garcia Gomez, y Guadalupe Tovar Ugalde, Elsa Salgado Perez, Maria Acela Nila Mejia, Paula Perez Padierna (q.e.p.d)Rebeca Lara Perez Tejada, Teresa Aguilar Alvarado (q.e.p.d) Yolanda Ramirez Guitierrez, Maria de la Luz Cruz Martinez y Esther Mora que participo en el Campeonato estando siempre en la banca debido a su corta edad de 12 años. El Técnico en 1970 fue Efraín Pérez y en 1971 fue Víctor Manuel Meléndez mientras que Efraín Pérez fungió como coordinador.