Cuando el futbol es el tercero en discordia

Las relaciones de pareja en cualquiera de los niveles existentes no son fáciles, hay circunstancias que uno quisiera que no existieran pero que al final hacen que las relaciones se fortalezcan o se debiliten según sea el caso y el caos de cada una de ellas; muchas de estas circunstancias van más allá de peleas por olvidar algún aniversario, de no responder un mensaje a tiempo, de no devolver llamadas o reclamos varios entre los involucrados.

Les parecen conocidas frases como: ¿Es más importante el partido que yo? ¿Quieres más a tu equipo que a mí? ¿Es necesario ir al estadio cuando lo podemos ver por tele? ¿Por qué vas a ver el fut con tus amigos y no conmigo?, pues si este tipo de cuestionamientos se dan en muchas parejas y en realidad es que el entender el contexto del apasionamiento de cada persona hacía el futbol es complicado y más aún cuando no lo compartes.

Es muy normal que esto se presente en ambos lados, de hecho no solamente las mujeres son quienes cuestionan estas interrogantes; también hay hombres que al igual que ellas no comprenden todo lo que el ir al estadio, ver el partido en bola o el hecho de que resulte molesto ser interrumpido mientras ves un partido. Y en realidad no es falta ni de amor, ni de atención y mucho menos que el futbol tenga más importancia que la relación.

Por esto les dejo ciertos consejos que podrían funcionar para que en dado caso que vivas una situación familiar sepas de qué manera puedes salir pacíficamente de esta; porque en realidad puede ser desconcertante que mientras tú piensas en una cena romántica, salir de viaje o ir al cine el fin de semana él o ella claramente ya tiene organizado como plan principal ver el partido de la Jornada y todo girará en torno al horario en que su equipo juegue, claro está si no tiene planeado acompañar al equipo a otra ciudad si es que juega de visitante.

Pues sin más preámbulos aquí les van varios puntos que les pueden ayudar:

  • Antes de cualquier cosa es importante tener una excelente comunicación y saber ceder, esto para poder llegar a acuerdos; es decir tener la habilidad de lograr que un fin de semana el pueda ver su partido tranquilamente con la condición que el próximo te tocará a ti, difícil la tarea de poder negociar esto pero no es tan malo intentarlo y ser equitativos.
  • Para evitar problemas de logística en cuestión del calendario, te recomiendo ampliamente por pura investigación consultar las fechas en que su equipo juega y los horarios; esto te ayudará a que si tú tienes eventos en puerta puedes ir planeando la manera en que puedan cumplir con ambos o hacerte a la idea con tiempo que probablemente llegaras tarde o no iras a dicho evento. Pero tendrás el tiempo necesario para negociar y poder llegar a un común acuerdo, si lo platican no será tan complicado.
  • Nunca está demás presentar a tu pareja con el resto de las parejas de tus amigos con los que usualmente ves el futbol, para que así no se sienta marginad@ del evento, puede ser que en un momento dado logres que ya sustentada la amistad ell@s hagan planes mientras tú vas al estadio o ves el partido en conjunto.
  • Si el problema se concentra en que el o ella prefiere ver el futbol con sus amig@s, no es cosa que no te quiera o no desee estar contigo pero para muchos ese momento es parte ya de una tradición, costumbre que no es tan fácil de romper. Tengo una conocida que tuvo muchos conflictos por que literalmente siempre era cepillada cada vez que su pareja iba al estadio o se organizaba para ver los partidos después de años de pelea entendió que para ver el futbol en realidad también ella tenía la oportunidad de ir al estadio o de juntarse con sus amigas y al final funcionó por un tiempo hasta que a la larga terminaron viendo el futbol juntos la mayoría de las veces.

Podría presentarles más de una de este tipo de situaciones, la verdad la mayoría sonarían repetitivas por lo que el consejo más sabio que te podría dar es no clavarte con la situación tener la mejor de las comunicaciones y que cualquier cosa que te moleste al respecto la comentes en el momento exacto no dejes pasar el tiempo porque a la larga tu pareja podrá creer que aceptas la situación.

Si te encuentras en el caso contrario, felicidades eres muy afotunad@ créeme que hay muchos que quisieran que sus parejas no tuvieran mayor problema en adaptarse a esto de que no siempre podrán ver el fut juntos y de aceptar que en realidad la prioridad de él o ella no es ni su equipo, ni el futbol; entendiendo esto estoy segura que tendrás la mejor de las relaciones.

 Sígueme en Twitter: @Paubteg

 

Foto| Especial