Ser una buena soccermom y no morir en el intento

No es coincidencia en mi vida que muchas de las actividades que semanalmente realizo tengan que ver en un 80% con el fútbol; mucho menos lo es que en la cajuela del carro siempre haya un balón, una silla por si juegan en donde no hay gradas y una matraca.

Mis dos hijos practican este deporte desde que tienen 3 años; así que tengo 9 años de ser su principal porrista, su principal motivadora, su principal directora técnica y poniéndolo en términos coloquiales pues 9 años de ser una soccermom. Las vacaciones de descanso para la familia han sido remplazadas por torneos o nacionales, los fines de semana se organizan en torno al calendario de partidos de cada uno y siempre antes que cualquier actividad social está un juego de mis hijos, pues existe compromiso con su equipo.

¿Qué es una “soccermom”? Bueno es un término que utilizan en Estados Unidos para referirse a las madres de familia que no realizan ninguna otra actividad más que estar al pendiente de sus hijos y el fútbol, son aquellas que se involucran apasionadamente con el equipo en el que juegan sus hijos. Poca gente entiende tal apasionamiento, lo bueno que la mayoría de las mamás que están a mi alrededor viven de la misma forma. Así que por esto mismo me tomo la libertad de darte ciertos tips, no para que lo hagas al extremo como yo lo hago, pero son ciertas cosas que toda soccermom debe saber:

  • Siempre es importante tener una coordinadora en el equipo, alguien que lleve la batuta y la organización del equipo; esto con el fin de ayudarle al entrenador a ÚNICAMENTE tener a los papas enterados de cuando, dónde y a que hora serán los juegos de los niñ@s.
  • Realicen un directorio telefónico con los datos de la Mamá o Papá, número de casa y número de celular; nunca falla que se necesiten comunicar y no se tenga el número donde puedan contactar a los papas.
  • Tu hij@ debe estar 15 minutos antes del horario de su partido, si es a las 9 debe estar 8:45; para que no te agarren las prisas enseña a tu hij@ a organizar su uniforme, calcetas, espinilleras y zapatos con anticipación para que pueda vestirse rápido y no tengan que estar buscando una espinillera antes de irse.
  • La hidratación es importante y más en épocas de calor, tu hij@ siempre te pedirá que le compres una bebida energetizante, la mejor manera de mantenerlos hidratados siempre será darles un poco, solo un poco de agua en el medio tiempo y al final del partido darles de beber el resto. Si quieres darle alguna de las bebidas que mencioné, dilúyeselas en un bote, thermo o envase con un poco de agua; también ahorras más si lo compras en polvo y le agregas un poco de suero, lo del suero solo cuando las temperaturas sean muy altas.
  • Las naranjas son básicas para el medio tiempo, procuren turnarse en cada partido para que no siempre les toque a las mismas; tanto en época de calor o de frío les caen de lujo, ya que les refresca la boca que por estar a la corre y corre se les seca. Súper importante que las naranjas se corten en cuartos, de preferencia ese mismo día y que no se mantengan bajo el sol por mucho tiempo.
  • No importa si el juego de tu hijo sea por la mañana o por la tarde dale algo ligero para comer, posteriormente le puedes dar alguna barra de cereales, chocolate o nueces.
  • Los tacos de fútbol son caros, sé que siempre pensamos en comprarles media talla más grande, supuestamente para que les duren más; desafortunadamente en el fútbol el que el zapato les quede perfectamente a su medida les da ventaja para poder golpear el balón adecuadamente.
  • Las porras es el factor más importante; definitivamente la mejor manera de hacerte presente y que tu hij@ sepa que estas ahí, viéndolo y apoyándolo. Grita hasta quedarte afónica, no es necesario que tengas una porra para cada acción del partido con un simple Ala bio, ala bao, ala bim bom ba es suficiente.
  • Penúltimo consejo, favor de leerlo y aplicarlo. Jamás hables mal de un compañero de equipo de tus hij@, ni con otros padres de familia, ni con tu hij@, con nadie; el día que pongan bajo la mira al tuyo con comentarios negativos no te será tan agradable.
  • Este consejo lo deje hasta el último porque es el más importante, nunca de los nuncas te acerques al entrenador a preguntarle cosas como ¿Por qué solo metió a mi hijo medio tiempo? ¿Por qué lo puso de medio, si él es delantero? ¿Cuánto va a durar el partido? ¿Me lo puedo llevar al medio tiempo? Son cosas que no se preguntan porque luego el entrenador se las puede voltear y no es muy recomendable.

Son algunos consejillos que les puedo yo platicar, cosas que he aprendido a manejar y muchas otras que todavía no se como manejarlas; pero lo importante es que siempre sepas que el hecho de que tu hij@ forme parte de un equipo también es compromiso y responsabilidad de ustedes como padres de familia.

Foto| carthage.edu

Sígueme en twitter: @Paugteb

Comentarios

  1. artgon dice:

    Clap, clap, clap… aplausos! Muy buen post!