Reinas Morelia, máxima campeona de LIMEFFE

Morelia SUEUM se consolidó como el mejor equipo de nuestro balompié nacional femenil al dejar en la lona mediante serie de penales 3-2 para un global de 5-4 a sus archirrivales de Real Celeste, lo que le valió para proclamarse como las campeonas del Torneo de Apertura 2011 de la Superliga Mexicana de Futbol Femenil, en cotejo que tuvo como escenario  la Unidad Deportiva Cuauhtémoc en el Estado de México.

Las pupilas del estratega Filadelfo Rangel Vargas quebrantaron la maldición del superlíder y simplemente mostraron supremacía arrebatándoles la corona a las mexiquenses, quienes acudieron a la justa como las monarcas del certamen. Pero eso ahora ya es historia y las chicas del Sindicato Único de Empleados de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (SUEUM) Morelia son la escuadra que cuenta con más títulos, llegando a su cuarto campeonato.

Morelia y Real Celeste, viejos rivales, ingresaron al terreno de juego sabiendo lo que querían lograr, sin embargo solo había una corona para el ganador. El conjunto michoacano llegó a pelear con todo el esférico e irse al frente, pero Real Celeste se mostró muy bien a la defensiva y a la ofensiva, intentando hacer un buen juego como en cada partido.

Al término de la primera mitad, roscas era lo único que había, y con eso se fueron al descanso, SUEUM Morelia dominó la mayoría de los minutos y en el segundo tiempo, la delantera michoacana intentaba de todo, pero el esférico no entraba a las redes contrarias.

Cuando se cronometraron los 90 minutos de juego, el hombre de negro dio por finalizado dicho encuentro que pasó a tiempos extras, en lo que tampoco hubo definiciones, por lo que se hicieron presentes los disparos desde los once pasos para determinar al monarca del torneo.

Con disparos bien cobrados por parte de María Guadalupe Cruzaley, Balbina Treviño y Lizette Rodríguez, Morelia levantó el título en patio ajeno, pues Real Celeste únicamente pudo marcar en dos ocasiones y no le fue suficiente para levantar la copa.

Cabe mencionar que en el juego de “ida” de esta gran final que se celebró en el césped del Estadio Morelos, los equipos protagonistas igualaron a dos tantos y fueron con todo a suelo mexiquense, con la firme intención de tomar revancha de torneos pasados, en los que precisamente Real Celeste les robó el triunfo en un par de ocasiones.

Se terminó un capítulo más en este certamen y Morelia sigue haciendo historia en el fútbol femenil mexicano, al ser el máximo ganador del certamen con un tetracampeonato conseguido de la mano de su entrenador, el ex canario Filadelfo Rangel Vargas.