Terminan las vacaciones. Inicia Apertura 2009

Este fin de semana inicia el tornero apertura 2009. Se terminan las vacaciones de verano para el fútbol mexicano. Estas semanas, como hecho a propósito, tal vez para compensar la falta de fútbol, tuve muchísimo trabajo. Fueron realmente unas vacaciones de fútbol, de lo más aburridas.

Porque aunque técnicamente, si hubo fútbol, hubo eliminatorias, copas, superligas, y hasta cascaritas amistosas,  no hubo torneo de liga.  No hubo estadio, ni filas, bronceado citadino en las gradas, análisis del próximo rival, angustia 90 minutos en vivo desde la orilla de la butaca.

Tampoco hubo odio hacia el equipo de la semana, hacia el árbitro central, o mayormente, hacia los abanderados que lo acompañan, jeje. No hubo himnos de alegría, de frustración, de aliento. De esos que cantas tratando de impulsar a tu equipo, intentando que así corran mas rápido, lleguen a la jugada y hagan lo imposible.estadio

Ver un partido en vivo, es de las experiencias más relajantes, y mas felices de mi vida. Donde me olvido de las preocupaciones por completo, para disfrutar con mucha gente un mismo objetivo.  Tengo la suerte de poder vivirla cada quince días. Y no solo eso, viendo a Mi equipo.

Mi equipo, no necesariamente el mejor de la liga, ni el del mejor espectáculo, pero si es el que llevo en el corazón. El que decidí seguir, querer y vestir. El equipo que forma parte de mí desde hace 27 años. La relación más larga que he tenido, jajaja. El amor más grande.

Se que somos muchos los que piensan como yo, y estamos todos felices de que la esperase acabe esta semana. El sábado todo volverá a la normalidad. Estaremos ahí, consumiremos lo que acostumbramos, saludaremos a los que se sientan cerca, que con el pasar de las temporadas, se han vuelto amigos. Veremos el show de inauguración, a las edecanes pasar, la presentación del equipo, la foto oficial. Y después, a las 7 en punto, lo que todos esperamos.

El fútbol, es una manera de vivir. Y no implica vida o muerte estar ahí, ni angustias lacrimosas, o falta de sueño, para nada. Es una pasión donde siempre se lleva las de ganar. Donde nos podemos permitir sentir las alegrías mas grandes, las preocupaciones mas enormes, solo durante 90 minutos. A veces dura un poco mas en el día. Pero no pasa de ahí.

La sonrisa de la familia, la noche tranquila después del partido, nos regresan a la realidad. Realidad en la que siendo mejor o peor, dependiendo del día, regresa la prudencia, la timidez tal vez, y dejamos de compartir con más de 40 mil personas nuestros sentimientos.

Volvemos a la rutina, en la que nos tenemos que comportar, porque las reglas nos lo piden, o simplemente porque el jefe, quien  le va a otro equipo, no puede saber lo que gritaste. Pero no es problema, porque en 2 semanas, volveremos con esa misma necesidad de desahogo, de ver buen fútbol, aunque no siempre se nos cumpla. Y gritaremos y apoyaremos y repetiremos el ritual. Hasta que se acabe la temporada.

Y después todo volverá a empezar.

Comentarios

  1. Astro dice:

    plap plap plap!!

    amen